martes, 11 de julio de 2017

ROMA, perdón, MADRID, SÍ PAGA TRAIDORES


PARA LOS QUE AÚN CREEN EN LOS MAGOS DE ORIENTE


El 16 de diciembre de 2016 el Real Decreto 690/2016, de 16 de diciembre, nombra Director General de Ordenación de la Seguridad Social a don Miguel Ángel García Díaz.

 

En ese momento y conociendo que dicho nombramiento es un “premio” a su sonrojante actuación en la comisión de “expertos” en la que se propone el factor de sostenibilidad desde 1-1-2019, es decir, un recorte de las futuras pensiones en función de la esperanza de vida (a mayor esperanza promedio mayor coeficiente reductor), junto con la eliminación de la revalorización de las pensiones en base a IPC previsto y su cambio por el miserable y limosnero 0.25%.  Decía que, sabiendo el carácter de pago al servicio al PP que tenía dicho nombramiento, hago saber a quienes podían hacerlo que este personaje no podían ser nombrado director general por incumplimiento del requisito (ser funcionario de carrera del subgrupo A1) de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público:


2. Los Directores generales serán nombrados y separados por Real Decreto del Consejo de Ministros, a propuesta del titular del Departamento o del Presidente del Gobierno.

Los nombramientos habrán de efectuarse entre funcionarios de carrera del Estado, de las Comunidades Autónomas o de las Entidades locales, pertenecientes al Subgrupo A1, a que se refiere el artículo 76 de la Ley 7/2007, de 12 de abril, salvo que el Real Decreto de estructura permita que, en atención a las características específicas de las funciones de la Dirección General, su titular no reúna dicha condición de funcionario, debiendo motivarse mediante memoria razonada la concurrencia de las especiales características que justifiquen esa circunstancia excepcional. En todo caso, habrán de reunir los requisitos de idoneidad establecidos en la Ley 3/2015, de 30 de marzo, reguladora del ejercicio del alto cargo de la Administración General del Estado.



Dicho nombramiento “premio” a su actuación experta, no fue recurrido por ninguna persona física ni jurídica. Pero algún técnico advirtió? de la ilegalidad al Ministerio de la señora Bañez  y    ¡¡OH SORPRESA!!   Este sábado 8 de julio de 2017 (con  “to” el calor que quita ganas de leer el BOE) nos encontramos el nuevo e innovador Real Decreto 703/2017, de 7 de julio, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y se modifica el Real Decreto 424/2016, de 11 de noviembre, por el que se establece la estructura orgánica básica de los departamentos ministeriales. Y es una demostración de  que no era una obcecación mía.  dos botones del RD:

 

  1. PREÁMBULO,  párrafo 6º Además, el real decreto mantiene, en los mismos términos que el Real Decreto 424/2016, de 11 de noviembre, las excepciones de la reserva funcionarial en el nombramiento de los titulares de determinadas Direcciones Generales, de conformidad con el artículo 66.2 de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público: la Dirección General del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas, la Dirección General de Migraciones y la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social. El Gobierno es consciente del importante papel desempeñado por los trabajadores autónomos en el proceso de recuperación económica, así como del apoyo que debe prestarse al emprendimiento en el marco del mercado de trabajo. En el ámbito migratorio, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social ejerce funciones relevantes al coordinar y gestionar programas de integración de inmigrantes, solicitantes de asilo y refugiados, así como respecto de la atención a los españoles en el exterior y retornados. Por último, en el ámbito de la Seguridad Social, deben destacarse las específicas funciones que lleva a cabo la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social en materia económico-financiera en el diseño, desarrollo y mantenimiento del sistema estadístico de la Seguridad Social o en relación con las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social. Se trata, en los tres casos, de funciones que requieren unos conocimientos específicos y unos requerimientos y experiencia técnicos que justifican que su titular no sea necesariamente un funcionario público y puedan ser también ejercidas por otras personas que, en esos ámbitos, puedan resultar idóneas para su desempeño.

  2. DISPOSICIÓN ADICIONAL OCTAVA. Excepción en los nombramientos de Directores Generales. Se mantiene la vigencia de la excepción de la condición de funcionario en el nombramiento de los titulares de la Dirección General del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas, la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social y la Dirección General de Migraciones, de conformidad con los párrafos d) y e) y f) de la disposición adicional cuarta del Real Decreto 424/2016, de 11 de noviembre, por los motivos expuestos en el preámbulo de este real decreto.


 

¿Por qué seré tan incrédulo? Roma, perdón Madrid SÍ PAGA A LOS TRAIDORES siempre que estos lo sean contra los trabajadores



Sin acritud, pero con mala leche

Miguel V. Segarra