jueves, 14 de agosto de 2014

Plan de empleo y mejora de la protección

Gobierno, sindicatos y patronal acuerdan un plan de recuperación del empleo y mejora de la protección social

CCOO y UGT, CEOE y CEPYME y el Gobierno suscriben el Acuerdo de propuestas para fortalecer el crecimiento económico y el empleo.El plan pone el acento en las personas desempleadas que viven en alguno de los 740.000 hogares donde no entra ningún ingreso.

El Acuerdo contempla la puesta en marcha en octubre de un plan de empleo y de ampliación de la protección al desempleo, en el que tendrán prioridad las personas en desempleo con cargas familiares que vivan en un hogar sin ingresos laborales, que sean paradas de larga duración y/o que tengan un bajo nivel formativo.

El Plan de Empleo, que más allá de la necesidad de atender a los y las jóvenes de 16 a 24 años, mediante el desarrollo del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, pone el acento, en las personas desempleadas que viven en alguno de los 740.000 hogares donde no entra ningún ingreso laboral (salario, prestación, subsidio o pensión).

El plan se dirige, además de a los y las jóvenes, a las personas desempleadas menos susceptibles de ser empleadas y que están o rozan la exclusión social. Estas personas van a tener dificultades para encontrar un empleo, incluso, aunque la economía crezca con intensidad; por eso hay que hacer algo ahora, para evitar que se conviertan en paradas estructurales y se polarice la sociedad, aumentando las bolsas de exclusión”, señala CCOO.

Según recoge el propio acuerdo, “este plan constituye un instrumento para combatir la desigualdad y apoyar a las personas en riesgo de pobreza y /o exclusión”. Por ello, un colectivo fundamental para el plan lo constituye el de las personas paradas que viven en alguno de los 740.000 hogares donde no entra ningún ingreso laboral, sea salario, prestación, subsidio o pensión, es decir, los hogares más relacionados con la exclusión social.

“El plan de empleo se diseña para dar formación a las personas paradas que viven en ellos (en particular a los cabezas de familia), y mientras completan su itinerario de inserción, recibirán un subsidio o un contrato a tiempo parcial subvencionado compatible con su horario de formación. Con ello se pretende aumentar la tasa de cobertura al desempleo en 10 puntos y reducir las tasa de exclusión social a la mitad (actualmente el 6,3% de los hogares sufren privación material severa)”, explica Carlos Martín, responsable del Gabinete Económico confederal de CCOO, que advierte que el Gobierno se ha comprometido a concretar en una cuantía suficiente su financiación.

Estas medidas, según los datos del Gabinete Económico de CCOO obtenidos a partir de la EPA del segundo trimestre de este año, se dirigirán a las 471.000 personas paradas cabezas de familias de los 740.000 hogares sin ingresos laborales, donde viven alrededor de 1.404.000 personas, de las cuales 269.000 son menores de 16 años y el 77% nacido en España u otro país desarrollado.

En estos hogares hay 670.000 personas desempleadas, de los cuales 471.000 son cabezas de familia, el 70% lleva más de un año desempleado y el 41% tiene, como mucho, estudios de ESO